5 principales retos que enfrentan los dueños y directores cuando quieren escalar su compañía

5 principales retos que enfrentan los dueños y directores cuando quieren escalar su compañía

Tiempo de lectura: 4 minutos

Creaste tu empresa, obtuvo el éxito que aspirabas, pero ahora sientes que no tienes tiempo ni para respirar. Más del 80% de las ventas dependen de ti. Estás rodeado de documentos, tienes estrés y sientes que las decisiones que tomas últimamente no son las mejores ¿Te suena familiar?

Probablemente, piensas que eres el único que está pasando por esta difícil situación, pero la realidad es que, según el portal El Economista, el 95% de los empresarios tienen retos similares, porque no tienen la mentalidad adecuada para escalar un negocio. Y no, no eres el único, tener una empresa constituida implica retos para la mayoría de los dueños y directores de compañías.

Aunque es probable que al empezar este camino de emprender, pensaste que las cosas serían diferentes, la realidad es otra. Por eso hoy te mostramos los principales retos a los que se enfrentaron otros dueños de compañías y cómo los resolvieron.

Mantener un balance entre el trabajo y la vida personal

Mantener un equilibrio entre lo personal y lo laboral suele ser el problema común de muchos directivos. Un negocio exitoso demanda trabajo duro, esfuerzo, horas sin dormir, tareas extra a lo largo del día y esclavizarte estando siempre disponible.

Para manejar ese balance, debes aprender a trabajar de forma inteligente. Saber qué puedes delegar y qué no. Lo que no puedes encargar son las actividades más importantes, las cosas que harán que tu empresa crezca y se impulse.

Por ejemplo, no puedes delegar la asistencia a una reunión de junta directiva. Pero, sí la gestión de la comunicación de la empresa.

Además, es necesario que gestiones tu agenda en función de trabajar, pero también descansar lo suficiente. Ya no se trata de la cantidad de trabajo que tienes sino de cómo te involucras en las tareas y para mantenerte saludable debes descansar al menos 5 minutos al día por cada hora de trabajo y dormir lo suficiente por las noches. Si no, parecerás un muerto viviente. Y eso ya pasó de moda.

Crear una estrategia para que tu compañía esté alineada

Si no tienes una estrategia clara y todos estén alineados a la misma, lo más seguro es que terminarás teniendo “anti resultados”, proyectos a medio terminar y pagando años de terapia.

Esa planificación será lo que encamine a tu empresa a la meta que te propusiste. Lo que debes preguntarte para establecer el camino a recorrer es:

  • ¿Cuáles son tus valores y propósitos centrales?
  • ¿Cuáles son tus sueños?
  • ¿Quién es tu cliente ideal?
  • ¿Qué te hace diferente de la competencia?
  • ¿En qué necesitas concentrarte?

Establecerás de esa forma los valores de tu empresa, la visión, la misión y el valor agregado. Teniendo esto claro, sabrás hacia dónde dirigirte y qué proyectos ejecutar sin perder el rumbo de la compañía.

“Queremos que los demás respeten nuestra propiedad intelectual, así que tenemos que respetar la de los demás”.

– Jennifer T. Mills, Consejera Senior de Propiedad Intelectual

Máster guía de inbound sales:
Menos procesos, más ventas

Diseñar una estrategia de salida

La realidad es que no está mal pensar en la estrategia de salida. Incluso, debería establecerse al empezar el proceso hacia la institucionalización. Porque, de no hacerlo, podrías terminar yéndote por la puerta chica, con pérdidas y vendiendo tu compañía por mucho menos del valor real y de lo que has trabajado.

Crea un plan y considera salidas estratégicas con estas sugerencias:

  1. Analiza el valor actual de tu negocio
  2. Trabaja en un plan que aumente su valor año tras año
  3. Mide los resultados y ajústalos cada que sea necesario
  4. Asesórate con un equipo de profesionales que puedan ayudarte durante el proceso de institucionalización y venta
  5. Comercializa tu negocio con posibles compradores

>>Coaching de ventas, mentoría y capacitación: ¿Cuál es la diferencia?

Eliminar los métodos inefectivos de contratación

Contratar de forma ineficaz puede afectar las operaciones diarias y los resultados de las estrategias de una empresa. Este tipo de errores cuestan tiempo y dinero, así que debes crear un plan de contratación que involucre:

1. Implementar una contratación medible

El El proceso debe llevarse mediante un calendario y tener objetivos claros. ¿Cuánto tiempo va a durar? ¿Cuántas fases tendrá el proceso de contratación? ¿Qué puntos debe cumplir la persona a contratar en cada fase? Asesorarte de consultores externos, expertos en esta área también es clave.

2. Preparar las instrucciones completas para los nuevos ingresos

Hay que informarle este plan claro a los nuevos colaboradores. Debes trabajar con Recursos Humanos para hacer que la curva de aprendizaje se reduzca.

3. Tener claro y definido el rol y el lugar y esquema de trabajo

Antes de empezar el proceso, debes tener claridad en el rol que necesitas que el nuevo ingreso desempeñe. Eso permitirá una inducción fluida y la persona tendrá mayor probabilidad de éxito para cumplir los objetivos que la compañía necesita. Tener lista la nueva estación de trabajo en estos tiempos, ya no solo se trata de un puesto físico. Se trata de entregar a la persona los recursos disponibles y necesarios para que pueda cumplir su rol en la modalidad que sea, virtual, presencial o mixta.

Convertir a los clientes en embajadores leales de la compañía

Un cliente feliz es aquel que irá profesando las maravillas de tu compañía a los demás. Eso es a lo que se apunta en cualquier empresa.

Para lograrlo debes:

  • Conocer a tu cliente, saber qué necesita y por qué te eligió
  • Saber qué espera de ti
  • Ofrecer una experiencia por encima de sus expectativas
  • Saber qué tan satisfecho está y los comentarios que tiene sobre el servicio

Sabemos que ser dueño de un negocio no es sencillo, pero si es posible escalarlo apoyado de equipos expertos que te acompañen en el proceso.

Si necesitas asesoría para escalar tu negocio, solicita hoy una reunión con Ventor para conocer experiencias de otras empresas cómo la tuya y cómo nuestra metodología les ha apoyado a crecer. Contáctanos para un diagnóstico.